Los gastos deducibles de los autónomos

image

Cuáles son los gastos deducibles de los autónomos

El autónomo asume una serie de gastos que pueden ser deducibles, dependiendo de su naturaleza y del impuesto en el que pretendamos deducirlo. Por lo tanto, a continuación, veremos cuáles son esos gastos deducibles de los autónomos.

De forma genérica, podemos decir que los gastos del autónomo tienen repercusión en dos impuestos IVA e IRPF, los cuales pueden diferir en el tratamiento de algunos gastos en los que se incurre en el ejercicio de la actividad.

    Requisitos para que un gasto sea deducible:

  • Debe estar vinculado directamente a la actividad del autónomo, es decir, debe ser necesario para la obtención de ingresos.
  • Estará justificado mediante documento aceptado en derecho (factura o ticket).
  • Deberá registrarse contablemente.

Cumpliendo estos requisitos cualquier gasto puede ser deducible, tanto en IVA como en IRPF, sin embargo, en la práctica surgen las dudas y discrepancias. Tanto la Ley de IVA como de IRPF, hablan de elementos afectos a la actividad, esto es, elementos que se utilizan únicamente en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional, y buena parte de las discrepancias que puedan surgir con respecto a la deducibilidad de los gastos vendrán dadas por este concepto. Vamos a enumerar una serie de gastos que por su cotidianidad presentan algún tipo de conflicto a la hora de deducirlos en IVA o en IRPF.

Gastos deducibles del Combustible de su automóvil:

El IVA considera que la afección de un automóvil sólo se produce al 100% cuando se trata de vehículos especiales, por ejemplo camiones de mercancías, vehículos para el transporte de personas, para la enseñanza de conductores… (ver artículo 95.3.2º Ley IVA), el resto, como pueden ser turismos se considerarán afectos al 50%, y por tanto, sólo el 50% del combustible que consumamos podrá ser deducible, ya que el 50% restante se considera un consumo para fines personales y en ningún caso sería deducible.

El IRPF, sin embargo, no considera un vehículo afecto a la actividad parcialmente, o está afecto al 100% o no está afecto en absoluto. De esta forma, el gasto de combustible que en IVA nos permitía deducir el 50%, en IRPF no será deducible, como norma general; sin embargo, siempre podemos demostrar, mediante citas de reuniones bien acreditadas y justificadas que coincidan con las fechas de consumos, viajes de negocios igualmente acreditados, asistencia a seminarios, conferencias…pero siempre que sea posible justificar que el gasto se produjo en el desarrollo de la actividad.

Si ejercemos la actividad desde nuestro domicilio, y así hemos informado a la Agencia Tributaria, habrá que hacer unos cálculos para ver cuál sería el porcentaje de deducción admitido con la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo.

Gastos deducibles de Suministros: Luz, Agua, Gas, Telefonía e Internet:

Estos consumos están regulados de la misma manera que el anterior. Es necesario que el punto de suministro sea el local u oficina afecto a nuestra actividad, es decir, en el que hemos informado a la Agencia Tributaria que desarrollamos nuestra actividad, para que sea deducible tanto en IVA como en IRPF.

Si ejercemos la actividad desde nuestro domicilio, y así hemos informado a la Agencia Tributaria, habrá que hacer unos cálculos para ver cuál sería el porcentaje de deducción admitido con la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo.

Habrá que aplicar el porcentaje de la vivienda que utilizamos con fines empresariales o profesionales respecto a los metros totales, al 30%.

cáculo gasto deducible vivienda

No hemos mencionado el gasto de telefonía móvil, que todo autónomo asume hoy en día y que, por supuesto, sería deducible tanto en IVA como en IRPF, sin embargo, tenemos que prestar atención a nuestra factura ya que en muchas ocasiones tenemos varias líneas de móvil en el mismo contrato o factura, gastos de suscripciones a canales privados de televisión… y como estaréis pensando, todos esos importes no son deducibles. Así que, una vez tengamos la factura delante, tenemos que separar escrupulosamente lo que corresponde al consumo del número móvil que usamos para nuestro negocio, el resto no debe formar parte de nuestros gastos.

Gastos deducibles de Restauración y Hostelería:

Con la entrada en vigor el pasado 1 de enero de 2018 de la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, que ya hemos mencionado, el empresario o profesional, podrá deducirse en IRPF dietas y pernoctas con los siguientes límites:

Deducciones irpf dietas pernoctas

Además, nos gustaría señalar que ciertas invitaciones a clientes o proveedores para cerrar negocios o tratar distintos aspectos, pueden ser deducibles igualmente para el autónomo, siempre que estén debidamente documentadas y justificadas. Para ello, habrán de ser gastos en días laborables, pagados mediante medios telemáticos, con su correspondiente justificante (factura o ticket) y relacionados con la actividad.

En cuanto a los viajes que se realicen para el desarrollo de nuestra actividad, hemos visto el límite deducible, pero también sería deducible el gasto de locomoción, por ejemplo, en tren, avión, autobús… con los mismos requisitos que mencionábamos en el punto referente a los gastos de combustible.

Gastos deducibles de Restauración y Hostelería:

Los bienes que adquirimos para el desarrollo de nuestra actividad, y cuya duración o vida en nuestra empresa es superior a un año, se consideran activos o inmovilizados, suponen una inversión para nuestra actividad y no un gasto corriente.

El IVA de este tipo de elementos es deducible en el trimestre en que se realiza el gasto. Sin embargo, en este punto tenemos que hacer referencia a los Bienes de Inversión definidos en el artículo 108 de la Ley de IVA, pues es fácil confundirlos con un activo o inmovilizado, porque las características son similares, pero para que se considere Bien de Inversión, a efectos de IVA, el precio unitario ha de ser superior a 3005.06€.

El IVA de los Bienes de Inversión también es deducible en el trimestre en el que se adquieren, pero en el Modelo 303 existen casillas específicas para este tipo de bienes.

En IRPF, no se podrá deducir la totalidad del coste de este tipo de elementos en el mismo año de su adquisición, ya decíamos que eran una inversión y no un mero gasto; por el contrario, sólo se podrá deducir una parte de ese coste total, se trata de ir amortizando el bien a lo largo de su vida en nuestra actividad

La amortización se calcula en base a unas tablas recogidas en la Ley, y publicadas en la página web de la AEAT, se trata de dividir el coste total del elemento adquirido entre los años de vida que se estime que tiene (las tablas indican el número de años en función de la naturaleza del bien), la cantidad resultante será deducible en los distintos años.

Si el coste del elemento es inferior a 300€, se puede aplicar la libertad de amortización, que permite imputar el coste total en el ejercicio de adquisición.

Con este artículo hemos intentado arrojar un poco de luz a los conflictos cotidianos sobre la deducción de gastos habituales, sin embargo, pueden darse condiciones específicas que cambien las situaciones que hemos estudiado. Es recomendable hacer un análisis personalizado de cada autónomo y su posición frente al IVA e IRPF.